Casablanca – 1942

No podríamos comenzar este repaso por otro título. Este clásico del celuloide nos dejó acceder a la parte trasera del húmedo y bochornoso Rick’s Café Américain, donde Rick, interpretado por Humphrey Bogart, se empeña en huir de un pasado que no deja de perseguirle regentando un casino clandestino que nadie trata de esconder. Su reencuentro con una mujer será el detonante para que recuerde el tipo que solía ser. Comienza así un camino para abandonar su cinismo misántropo donde ganar un billete a la libertad apostando todo al 22 en la ruleta puede que no sea cuestión de suerte.

Ocean’s Eleven (La cuadrilla de los once) – 1960

Aunque la versión de Steven Soderbergh la haya desplazado en popularidad, la original conserva la magia de reunir al “Rat Pack” frente a las cámaras. Frank Sinatra se une a Sammy Davis Jr., Dean Martin, Peter Lawford, Angie Dickinson y Joey Bishop para acometer un golpe maestro y robar cinco casinos en una sola noche. Por el día se rodaba y por las noches Sinatra llenaba la Copa Room del hotel Sands, con Martin, Davis y Lawford.

Diamantes para la eternidad – 1971

Un espía tan glamuroso como Bond difícilmente podría mantenerse alejado de los casinos más suntuosos del mundo. En Diamantes para la eternidad, Sean Connery interpreta a 007 en una historia que le lleva a Las Vegas, donde debe desbaratar los planes del villano de turno, Ernst Stavro Blofeld, quien ha secuestrado al multimillonario Willard Whyte en su propio casino, The Whyte House, para aprovecharse de los recursos de su imperio, con los que planea construir el arma definitiva.

Rain Man – 1988

Dustin Hoffman y Tom Cruise se convirtieron en una pareja inmortal en esté título que se llevó cuatro Oscars en 1989, y no de los menores precisamente: mejor película, mejor director (Barry Levinson), mejor guion original y mejor actor (el segundo para Hoffman). Hoffman interpreta a un autista con unas sorprendentes habilidades matemáticas de las que trata de aprovecharse su recién aparecido hermano (Cruise) un buscavidas sin escrúpulos que se lo lleva a Las Vegas, al Caesars Palace, para ganar al blackjack.

Casino – 1995

Volvemos a Las Vegas para encontrarnos con una de las obras más populares de Martin Scorsese sobre la vida y obra de Ace Rothstein y Nicky Santoro en su búsqueda del sueño americano en Las Vegas mientras van ganando poder en varios casinos. Ambientada en los 70 y los 80, cuenta con un reparto estelar, con Robert De Niro, Joe Pesci y Sharon Stone como personajes destacados, y aborda el mundo de la mafia como solo Scorsese lo sabe hacer (bueno, y quizá Coppola).

Fear and Loathing in Las Vegas – 1998

Miedo y asco en Las Vegas aparece normalmente etiquetada como comedia negra, pero la película de Terry Gillian, con Johnny Depp y Benicio del Toro como el Raoul Duke y Dr. Gonzo trasciende los géneros para convertirse en uno de los títulos fundamentales para entender la figura del casino en la iconografía fílmica. Un periodista excéntrico y su todavía más excéntrico abogado ponen rumbo a Las Vegas para entregarse al exceso y la psicodelia. Está basada en el libro de Hunter S. Thompson del mismo nombre, y es que el casino también ha sido un tema recurrente en el mundo literario.

Ocean’s Eleven (Hagan juego) – 2001

Remake de La cuadrilla de los once (1960), retoma la idea de los robos simultáneos en múltiples casinos de Las Vegas. En esta ocasión, el carisma lo aportan George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon, Don Cheadle, Andy Garcia y Julia Roberts. La película fue la primera de una franquicia que todavía continúa llevando títulos a las pantallas, siendo Ocean’s 8 el más reciente de ellos.

Resacón en Las Vegas – 2009

Y para finalizar este repaso, una comedia que arrasó en taquilla ya en su estreno americano con el relato de una despedida de soltero en –una vez más- Las Vegas. En medio de todas las calamidades que tienen que vivir sus protagonistas, Alan (un genial Zach Galifianakis) se destapa como un maestro del blackjack y un genio contando cartas en una escena que reinterpreta la figura de Rain Man.