Juristas Gitanos denuncia el fallecimiento de Daniel Jiménez en Algeciras

Los abogados de la organización acuden a la Justicia al ver indicios supuestos delitos de odio en el caso

Vehículo abandona la comisaría de Policía / Foto: AAM

La Asociación de Juristas Gitanos ha interpuesto denuncia penal por supuestos delitos de odio ante la Fiscalía de Cádiz por el fallecimiento de Daniel Jiménez el pasado 1 de junio en la comisaría de Algeciras, ante la sospecha de que la muerte hubiera podido tener una causa distinta a la del suicidio a fin de depurar las responsabilidades penales y civiles que correspondan, si las hubiera.

Cuatro meses antes, en esa misma comisaría y también bajo custodia policial, fallecía Imad Eraffali, un joven marroquí de 23 años. En este año, por tanto, son dos los fallecidos en los calabozos de Algeciras pertenecientes a minorías étnicas, gitana y marroquí. En ambos casos la muerte se dio, presuntamente, por asfixia por ahorcamiento con los jirones de una manta, siempre según la versión policial.

Juristas Gitanos ha solicitado a la Fiscalía que admita y ordene la práctica de diligencias. Entre ellas, la identificación de los agentes responsables de la custodia de Daniel Jiménez, el listado de los detenidos que se encontraban en los calabozos y, la prueba más importante, la copia de las grabaciones de las cámaras de vigilancia y seguridad, siendo urgente la necesidad de su aseguramiento ante el riesgo de alteración, borrado o deterioro.

El 2 de Junio, un día después de la muerte de Daniel, la familia denunció los hechos ante el Juzgado de Instrucción nº 4 que, a pesar de los antecedentes y la falta de claridad de lo sucedido, denegó la práctica de todas las diligencias solicitadas sin aportar un solo argumento jurídico. A día de hoy, habiendo pasado más de un mes y tras haberse recurrido esta resolución por parte del letrado de la acusación particular, ni se ha respondido al recurso, ni se ha practicado diligencia alguna y, lo que es más grave, no se ha aceptado a trámite la personación de la acusación.

Juristas Gitanos considera que, lejos de esclarecer lo sucedido, el bloqueo injustificado de la jueza no solo está impidiendo el acceso al expediente, con la consiguiente vulneración del ejercicio de la tutela judicial efectiva, sino que está acrecentando las sospechas en torno a la causa del fallecimiento de Daniel. El Defensor del Pueblo investigará las muertes de Daniel e Imad, tras admitir a trámite la queja de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

20 − siete =

Ir arriba