La AEAT impulsará el ‘big data’ en la lucha contra narcotráfico en Algeciras

El BOE ha publicado el Plan Anual de Control Tributario y Aduanero para el año comenzado

La Agencia Tributaria (AEAT) impulsará la inteligencia artificial, el «big data», y la minería de datos en la vigilancia aduanera, especialmente en el Campo de Gibraltar, para avanzar en la lucha contra el narcotráfico y el contrabando.

El BOE ha publicado este lunes el Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2021 de la Agencia Tributaria (AEAT), en el que se recogen las prioridades de dicho organismo para este año en el marco de su plan estratégico.

En el ámbito de la lucha contra el narcotráfico y el contrabando, se desarrollarán actuaciones operativas en coordinación con el resto de autoridades policiales y judiciales, en aplicación del Plan Especial del Campo de Gibraltar, a la vez que continuarán las acciones operativas y de vigilancia marítima que se han visto reforzadas por la prohibición legal de las ‘narcolanchas’.

Asimismo, se reforzará la colaboración con las autoridades del Peñón en la lucha contra el contrabando de tabaco.

En esta materia, se impulsarán medidas legales que permitan una mejora del control y vigilancia de la circulación y venta de hoja de tabaco para fines ilícitos y, en el marco de los instrumentos de cooperación que se acuerden con el Reino Unido para su aplicación en Gibraltar, se impulsará potenciar la colaboración con las autoridades gibraltareñas en la lucha contra el contrabando.

A su vez, por parte de Vigilancia Aduanera seguirá teniendo carácter prioritario el apoyo a las actuaciones de lucha contra el fraude fiscal más complejo en todas sus fases, especialmente en el caso de las actuaciones que requieren el empleo de técnicas o facultades de policía judicial en apoyo a la ONIF y al Área de Recaudación.

Además, la Agencia Tributaria ha puesto en marcha una línea específica de control sobre los contribuyentes con grandes patrimonios que fingen vivir fuera de España para eludir sus impuestos, algo que se comprobará mediante herramientas de análisis masivo de datos o «big data».

Entre ellas figura el control de contribuyentes «deslocalizados» o que fingen vivir en el extranjero, lo que supone la continuación del análisis sistemático de residencia puesto en marcha el pasado año sobre un «amplio colectivo» de personas de alto poder adquisitivo que figuraban como no residentes.

Este análisis con herramienta de «big data» ha permitido a la Agencia obtener indicios que pueden determinar la residencia en España de estos patrimonios -por pasar más de la mitad del año, contar con un centro de interés económico relevante o relaciones familiares-, de manera que en 2021 se realizarán los expedientes de comprobación y las consiguientes regularizaciones.

Por otra parte, la campaña de la renta contará este año con una nueva herramienta que permitirá predecir errores a partir de las declaraciones de años anteriores y advertir de ello al contribuyente para que modifique el borrador, una opción que inicialmente se limitará a equivocaciones en los rendimientos del trabajo, pero que podría ampliarse en el futuro.

Además, se mejorará el programa de cartera de valores y amortizaciones de inmuebles y se facilitará a pequeños empresarios y profesionales el traslado automático de sus libros registro de IRPF a la declaración.

La Agencia Tributaria prevé poner este año en marcha las administraciones de asistencia digital integral (ADI) y extender el borrador de IVA a más colectivos.

El plan también prevé el refuerzo del control del comercio electrónico con el objetivo de acceder a información necesaria de las plataformas para, entre otras cuestiones, identificar a las empresas que venden en España y que por lo tanto tienen que pagar el IVA en el país aunque tengan su residencia fuera.

Las actuaciones de control se verán apoyadas por el área de inspección, al tiempo que se revisará el abuso de los envíos postales directos al consumidor con carácter no comercial desde terceros países y se recurrirá a la minería de datos para complementar la vigilancia del comercio exterior.

En 2021 continuarán las personaciones en negocios donde haya indicios de incumplimientos tributarios, con especial atención a los programas informáticos que permiten alterar los registros contables, y se trabajará con asociaciones de autónomos y pymes para calcular los indicadores de actividad económica de cada sector.

Además, la Agencia regularizará las contingencias de IVA e IRPF derivadas de las sentencias que han considerado trabajadores de empresas a supuestos autónomos.

Junto a estas actuaciones, se reforzará el control de los terminales de punto de venta que figuran a nombre de terceros para eludir embargos.

La pandemia también ha afectado al plan de control tributario, ya que alteró las actuaciones en 2020 y tendrá repercusiones en 2021.

En el ámbito internacional, se completará el desarrollo del sistema automatizado de análisis de riesgos en materia de precios de transferencias, reforzada gracias a la información obtenida a través de la directiva DAC6, y se perseguirán estructuras que buscan beneficiarse de la baja fiscalidad de los paraísos fiscales.

Gobierno

La delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, ha defendido que, cuando el PSOE llegó al Ejecutivo central en junio de 2018 tras la moción de censura contra Mariano Rajoy, “había una absoluta pérdida de la autoridad en el Campo de Gibraltar”, y por parte del nuevo Gobierno “la primera medida que se tomó” al respecto fue “recuperar la autoridad, con medios económicos, con medios materiales” a través del plan especial diseñado para esta comarca.

Aunque destaca la vertiente del plan dedicada a la lucha contra el narcotráfico en la zona, éste “es mucho más amplio y mucho más ambicioso, porque va en paralelo con unas medidas sociales, educativas y también de infraestructuras”, según ha abundado la delegada en una entrevista con Europa Press, en la que en ese sentido ha explicado que en dicho plan se incluye “todo el refuerzo en la mejora de infraestructuras como la Algeciras-Bobadilla”.

Se trata de que “la sociedad vea que el Gobierno en su conjunto está implicado desde un punto de vista también económico y social, no sólo desde un punto de vista coercitivo, policial y de persecución de esta actividad ilícita que es el narcotráfico”, y que “también vean una alternativa dentro de la ley”, según ha continuado.

Sobre el Plan Especial de lucha contra el narcotráfico, cuyo ámbito territorial el Ministerio del Interior decidió el pasado año ampliar a toda la provincia de Cádiz, Huelva y Málaga, los datos de la Delegación del Gobierno facilitados a Europa Press reflejan un descenso de la tasa de criminalidad en 2020 en relación a 2019, que, a su vez, también había implicado una reducción.

Así, la tasa de criminalidad entre enero y noviembre de 2020 se situó en el 37,3% –calculada teniendo en cuenta las infracciones penales entre diciembre de 2019 y el pasado noviembre–, cuando en 2019 fue del 43,7%, y en 2018 del 43,8%. En esos dos últimos casos, la tasa es el resultado de multiplicar por 1.000 las infracciones penales conocidas entre enero y diciembre y dividir por la población del padrón municipal a fecha de 31 de diciembre, tanto en 2018 como en 2019.

Asimismo, se han practicado 35.211 detenciones en las provincias de Cádiz, Huelva y Málaga entre enero y noviembre de 2020 –los últimos datos disponibles–, frente a las 42.589 registradas en los doce meses de 2019, y 4.543 operaciones de narcotráfico y contrabando, además de que las aprehensiones de drogas han alcanzado en el mismo periodo de tiempo los 323.267 kilogramos, sobre todo de hachís –245.324–, por delante de la cocaína –15.024 kilogramos–, la marihuana y otras drogas, de las que se han aprehendido 62.919 kilogramos en los once primeros meses del pasado año.

Sandra García ha explicado que, pese al estado de alarma decretado en marzo del año pasado para contener la expansión de la pandemia de Covid-19, “desgraciadamente la delincuencia no ha respetado el confinamiento, aunque ha tenido muchas más dificultades”, y, en ese sentido, durante el primer estado de alarma, que amparó el confinamiento domiciliario, hubo “mucho menos actividad” delictiva en materias como el narcotráfico, como “era lógico”, porque “había una limitación de la movilidad prácticamente de un 99 por ciento”, según ha recordado la delegada.

Sandra García ha defendido que “cada vez más estamos controlando y cada vez más se está incautando estupefacientes, también persiguiendo y poniendo a disposición judicial a más personas que se dedican a esta actividad ilícita del narcotráfico o del cultivo de la marihuana”.

La delegada ha comentado además que desde el Gobierno se persigue que “no sea normal que los jóvenes lo que piensen es en ser narcotraficante”, que vean que “eso es lo anormal, y que lo normal es que estudien y que puedan, en fin, dedicarse a otras actividades que son mucho más beneficiosas para el conjunto de la sociedad”.

“Ese es uno de los elementos fundamentales que también se está trabajando con distintos colectivos del Campo de Gibraltar, con asociaciones, con los municipios”, según ha explicado Sandra García, quien ha aclarado que, para ello, no sólo está implicado el Ministerio de Interior, sino que también “el resto de ministerios”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

11 + 19 =