La Junta medicalizará las instalaciones de la residencia Miramar en Algeciras

Las actuaciones en infraestructuras sanitarias superan los tres millones

Un momento del acto. / FOTO: Junta

La situación de la Residencia de Ancianos Miramar, en Algeciras, ha llevado a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía a decidir medicalizar dichas instalaciones. Lo ha confirmado esta mañana la delegada del gobierno andaluz en la provincia de Cádiz, Ana Mestre, quien ha asegurado que esta es la primera medida que se va a tomar en este centro ante la alarmante situación que se vive en su interior.

Y es que precisamente Salud ha confirmado que el brote de Covid-19 en dicha residencia ya se ha cobrado dos fallecimientos y un total de 56 casos positivos (37 usuarios y 19 trabajadores). El de la Residencia Miramar es el primer brote de coronavirus que vuelve a sufrir un centro de mayores en el Campo de Gibraltar, en esta segunda ola de la pandemia.

La delegada del Gobierno también ha aprovechado este asunto para enviar un mensaje entre líneas a sindicatos y partidos políticos como el PSOE, que vienen promoviendo una cadena de movilizaciones contra la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. Ana Mestre considera que detrás de estas protestas hay «demagogia», criticando la dificil situación en la que el anterior gobienrno socialista en la Junta dejó una materia tan sensible como la salud pública.

Además, ha ofrecido detalles sobre el final de las obras en el Centro de Salud Algeciras-Centro, en cuya planta baja la Junta ha invertido cerca de 220.000 euros. Con esta partida, la delegada del gobierno andaluz ha recordado que la administración autonómica ya ha llevado a cabo actuaciones en infraestructuras sanitarias que superan los 3 millones de euros.

Desde el 9 de octubre está operativa esta planta que cuenta con una nueva distribución: tres consultas de enfermería, una amplia sala de espera, nuevo mostrador de Información y Atención al Ciudadano así como una adecuación a la normativa de ventilación y climatización de espacios.

A estos trabajos, se suma la inversión de más de 300.000 euros en el mismo centro sanitario para la reforma del edificio del INSS, que albergará las consultas del centro de salud La Bajadilla que por sus dimensiones y arquitectura no permite prestar una atención sanitaria adecuada en un contexto COVID-19.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − 2 =

Ir arriba