La sala de Violencia de Algeciras se traslada entre críticas

Adelante entiende que se trate de un ‘parche’ que no soluciona el problema
Protesta por el estado de Violencia de Género / Foto: AAM

El anuncio, por parte del delegado territorial de Regeneración, Justicia y Administración Local en Cádiz, Miguel Rodríguez, durante su visita a Algeciras este lunes, sobre un traslado del Juzgado comarcal de Violencia contra la Mujer ha generado el rechazo por parte de la parlamentaria andaluza Ángela Aguilera.

Rodríguez hizo alusión, entre los proyectos de su Consejería en la comarca, a la nueva sede del Juzgado comarcal de Violencia contra la Mujer, sobre el que dijo que “en breve estará listo el contrato de arrendamiento para poder hacer el traslado y acometer las obras que lo dotarán con unas instalaciones como se merece un orden jurisdiccional como este, con un importante volumen de asuntos”.

La parlamentaria de Adelante Andalucía, Ángela Aguilera ha calificado de “parche” el traslado del juzgado de violencia de género comarcal a unas nuevas instalaciones en Algeciras. “Es sólo una solución parcial que se limita a su ubicación”. Por el contrario, “no se habla en ningún momento de aumentar los recursos humanos”, ha lamentado Aguilera.

Para la parlamentaria andaluza este anuncio “obvia por completo lo que venimos denunciando desde Adelante Andalucía y que consideramos una prioridad total, como es la cercanía de los juzgados de violencia machista a las mujeres que la están padeciendo”. Como se recordará, Adelante Andalucía ha reclamado tanto en el Parlamento andaluz, como en la Diputación Provincial y en la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, la descentralización del juzgado de violencia de género comarcal y la vuelta de los juzgados de San Roque y La Línea. “No nos sirve la respuesta de un juzgado centralizado en Algeciras para mujeres que tendrán que desplazarse desde La Línea, desde Tesorillo u otras localidades de nuestra comarca”. La diputada campogibraltareña entiende que “esa lejanía al centro donde se tiene que atender su situación de violencia, es contraproducente para sus intereses”.

Así las cosas, Aguilera ha recordado que “los servicios públicos tienen que estar cerca de las personas que están amenazadas por la violencia machista, máxime en una comarca en la que los servicios públicos brillan por su ausencia en el ámbito del transporte”. Es por ello que, “entendemos que es un parche y que, en modo alguno, viene a mejorar la situación de las víctimas y de los trabajadores y trabajadoras que necesitan más recursos en el ámbito de sus competencias en este juzgado”.

El Sindicato de Trabajadores de la Administración de Justicia (STAJ) denuncia la situación del Juzgado de Violencia sobre la Mujer en el Campo de Gibraltar, que desde octubre de 2020 está centralizado en Algeciras tras haberse eliminado las competencias sobre esta manera en los juzgados de La Línea y San Roque.

El sindicato afirma que se ha empeorado considerablemente la actividad ordinariaque se desarrolla en esta sede judicial «con una materia tan delicada y especializada como es la Violencia de Género, en la que debemos poner todo nuestro empeño para que los conflictos que aquí se tratan se resuelvan de la manera mas eficaz y rápida posible».

STAJ afirma que en la unificación del juzgado no se ha tenido en cuenta ningún tipo de aportación realizada por el sindicato. «Entre otras peticiones, solicitábamos un estudio adecuado de carga de trabajo y personal disponible que pudiese tramitar de manera razonable asuntos de la importancia que supone actualmente la violencia sobre la mujer. Se conculcó de manera deliberada el derecho de los trabajadores a la negociación colectiva en todos los asuntos que puedan afectar a sus condiciones de trabajo», indica.

Entre las carencias denunciadas están la falta de personal cuando se ejecutó la unificación y la falta de medios materiales. «Algunas han sido subsanadas, como los refuerzos que se han incrementado, pero aun poniendo este medio personal se está demostrando que no solo es insuficiente, sino que es verdaderamente escaso».

«Los funcionarios destinados en este Juzgado, que conocen de las causas penales, están haciendo jornadas maratonianas. Esta semana en concreto han salido de madrugada muchos días, teniendo que volver al día siguiente a primera hora, sin que se cumpliera el tiempo mínimo establecido de descanso. Además del trabajo habitual, se ha incrementado el mismo con ocasión de una inspección de trabajo. En dicho Juzgado actualmente hay una falta de organización y de coordinación que repercute negativamente en la actividad normal del mismo, dado que no hay un reparto equitativo de asuntos», indica el sindicato.

De toda la plantilla destinada en el Juzgado de Violencia sobre la mujer (13), STAJ indica que solo unos pocos se quedan a finalizar los asuntos penales que entran en el Juzgado sin que exista un turno rotatorio para todos los funcionarios, «produciéndose una gran discriminación entre unos y otros».

Otros de los derechos conculcados a los funcionarios, según el sindicato, es que se ven obligados a realizar funciones de los cuerpos superiores, «que no les competen, produciéndose un gran abuso en este sentido, lo que les provoca una nivel de angustia y estrés que les produce insomnio en muchas ocasiones».

STAJ exige a la Junta de Andalucía que «asuma las responsabilidades que derivan de sus competencias en materia de Justicia y tome medidas urgentes, previa negociación sindical, que resuelvan el problema, tanto de la situación de las infraestructuras como de la retirada de la comarcalización en el Campo de Gibraltar y se pronuncie de forma clara e inequívoca sobre cuál es el proyecto actual en materia de redistribución de competencias en materia de Violencia sobre la Mujer para toda la provincia».

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 4 =

Noticias con rigor
VIVA EL FLAMENCO
publicidad