La mediación evitó 29 huelgas en Algeciras y la comarca el año pasado

El sistema hace balance de su funcionamiento desde el año 1999 en la comunidad autónoma

Encuentro del Sercla / Foto: AAM

El Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales en Andalucía (Sercla) evitó un total de 82 huelgas entre enero y diciembre del pasado año 2019 al propiciar el acuerdo en el 56,94 por ciento de los procedimientos previos a la huelga tramitados.

De esta manera, según el informe del Sercla, estos acuerdos permitieron recuperar 501.208 horas de trabajo en Andalucía. Desde que en 1999 inició sus actuaciones, el Sercla ha logrado evitar la pérdida de un total de 40,88 millones de horas de trabajo en la comunidad autónoma.

Entre enero y diciembre de 2019, el Sercla registró un total de 934 solicitudes de mediación en conflictos colectivos en Andalucía, los cuales extendían sus efectos a 15.714 empresas y 391.442 trabajadores. El número total de conflictos interpuestos ante este Sistema extrajudicial en el período referido fue superior en un 2,6% respecto al registrado en 2018 (910).

Un total de 251 mediaciones en conflictos colectivos concluyeron con acuerdo, lo que supone el 38,38 por ciento del global de los tramitados, dato inferior en 2,3 puntos porcentuales a la media registrada para todo 2018, que fue del 40,68%. De las avenencias firmadas durante el año 2019 se beneficiaron 764 empresas y 22.203 trabajadores en Andalucía.

Por sedes, el mayor número de mediaciones en conflictos colectivos saldados con acuerdo –en cifras absolutas– se dio en Málaga, con 46, el 42,99% del global de los tramitados. Por detrás de ella se situaron Sevilla, con 42 –el 32,31% del global–; Algeciras, con 29 –el 60,42% del total–, y Granada, con 27, que representaron el 48,21% del global de los tramitados.

De acuerdo a los últimos datos oficiales al respecto del Ministerio de Trabajo y Economía Social consultados por Europa Press, Andalucía registró un total de 61 huelgas entre los meses de enero a octubre del pasado año 2019, cinco más que en el mismo periodo de 2018, en las que participaron hasta 16.044 trabajadores, 5.515 más que un año antes.

Además, en Andalucía se contabilizaron un total de 39.833 jornadas no trabajadas por estas huelgas, que son 20.972 más que en los diez primeros meses de 2018, según la misma estadística, que el Ministerio de Trabajo realiza a partir de los cuestionarios que cumplimentan, para cada una de las huelgas o cierres empresariales, las unidades administrativas competentes de las comunidades autónomas y el propio ministerio.

En números absolutos, Andalucía, con las referidas 61, fue la sexta comunidad autónoma en la que más huelgas se registraron entre enero y octubre del pasado año, superada por el País Vasco (208), Cataluña (134), la Comunidad de Madrid (86), Navarra (83) y Galicia (77), y por delante de Asturias, que sumó 52 huelgas.

La andaluza fue, en cambio, la quinta comunidad en número de trabajadores participantes en las huelgas –un total de 16.044–, situándose por detrás de País Vasco (73.463), Cataluña (64.180), Madrid (30.287) y Galicia (17.670), y por delante de Asturias, donde 7.653 personas secundaron las huelgas registradas en dicha región.

Por provincias, la andaluza que se vio afectada por más huelgas en dicho periodo de tiempo es Sevilla, con 29, seguida de Cádiz, con 17; Jaén y Málaga –ambas con 15 cada una–; Almería y Granada –cada una con 12–; Córdoba, con once, y Huelva, donde la estadística contabiliza ocho huelgas.

La suma de estas cifras no coincide con la total de la comunidad porque a cada provincia se le asignan, además de los resultados de las huelgas cuyo ámbito territorial haya sido dicha provincia, la repercusión que en la misma hayan tenido las huelgas de su comunidad autónoma y nacionales.

La unidad huelga, objeto de la estadística, se asocia a la unidad de convocatoria, independientemente de su ámbito territorial, sectorial y temporal, así como de su carácter continuo o discontinuo, según detalla el Ministerio.

La información ofrecida se refiere a todas las huelgas y cierres patronales de los que se ha tenido conocimiento, exista o no constancia administrativa previa de su convocatoria, excepto las que no implican jornadas no trabajadas, como las llamadas huelgas de celo; las de duración inferior a una hora, las que se refieren a actividades convencionalmente no productivas –como las huelgas de estudiantes–, y las que afectan a colectivos sin derecho a huelga, como el personal militar y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis − 12 =

Ir arriba