La Junta denuncia 670 acampadas ilegales entre Algeciras y Tarifa

La Junta certifica que las aguas de las playas mantiene los niveles de calidad para el baño

Imagen de una de las denuncias / Foto: AAM

Funcionarios de la Unidad de la Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía, Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Guardia Civil y Policía Local de Tarifa llevan desarrollando desde finales de junio un dispositivo especial para perseguir las acampadas que se detectan en áreas no permitidas para ello del Parque Natural del Estrecho, espacio protegido ubicado en los términos municipales de Tarifa y Algeciras.

Hasta el momento se han contabilizado 670 actas de denuncia contra los responsables de autocaravanas, furgonetas y otros vehículos adaptados para pernoctar, de las cuales 113 se realizaron la semana pasada en Los Lances, Área Recreativa de La Peña y Bolonia. Estas actuaciones se enmarcan en la lucha que durante todo el año mantienen la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Tarifa y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado contra este tipo de actos que dañan el parque natural.

Por esta labor, la subdelegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en el Campo de Gibraltar, Eva Pajares, ha querido felicitar públicamente el trabajo conjunto del personal de la Administración autonómica y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado: “Han realizado unas actuaciones encomiables persiguiendo de manera constante esta práctica ilícita y, al mismo tiempo, concienciando a la ciudadanía de los perjuicios que se originan con esa actividad al medio ambiente”.

Playas

Las aguas de baño de las playas algecireñas han estado dentro de los niveles de calidad establecidos durante todo el verano, según el informe que ha elaborado la Consejería de Salud y Familias, en base a los análisis realizados por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica.

Las muestras de agua han sido analizadas para determinar los diferentes parámetros exigidos por la normativa vigente, como los macroscópicos, transparencia, color, aceites minerales, presencia de espumas persistentes y sólidos flotantes, restos orgánicos y cualquier otro residuo –de cristal, plástico, caucho, madera-, que pueda afectar a la salubridad de las aguas y se considere de interés sanitario.

Según el estudio de la Consejería de Salud, las playas de El Rinconcillo y Getares se han mantenido “aptas para el baño” y sin incidencias desde el 1 de junio hasta el 15 de agosto, fecha del último informe de aguas hecho público por la Junta de Andalucía.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 + 12 =

Ir arriba