La Policía deja de custodiar la pensión de Algeciras infectada y los vecinos se enfadan

La ONG Cepaim mantiene abierta su atención en la calle Canovas del Castillo

Imagen captada por vecinos molestos por la continuidad de la actividad de Cepaim en sus pisos / Foto: Cedida

La Policía Nacional y la Policía Local han dejado de vigilar esta noche la pensión Zagora, que se encuentra afectada desde ayer por un foco de coronavirus, entre protestas vecinales. La marcha de los agentes ha tenido como respuesta un aluvión de mensajes de indignación al entender que los huéspedes y el personal sometido a confinamiento tienen libertad para salir cuando quieran, algo que, de momento, no se ha producido.

Pero esas no han sido las únicas protestas que los vecinos de los alrededores han exteriorizado. La ONG Cepaim, que estaba atendiendo a personas en exclusión precisamente en la citada pensión, mantiene su actividad en pisos de los alrededores de calle Canovas del Castillo, lo cual ha enfadado a los residentes de los alrededores quienes se han dirigido a este diario al entender que existe peligro de contagio por los voluntarios que trabajan para la organización. Sin embargo, durante el día ha sido anunciada la clausura de uno de los pisos tutelados de Cepaim. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, así lo ha recalcado aunque ha llamado pensión a lo que en realidad era un piso.

Cepaim, la organización sin ánimo de lucro que gestiona el centro social de Algeciras en la que dos de sus usuarios dieron positivo por coronavirus mantiene su actividad «igual que el primer día», a pesar anuncio de su clausura por parte de la Junta.

En declaraciones a Efe, el coordinador territorial de Cepaim en Algeciras, Albert Botiden, ha señalado que «nuestras puertas siguen abiertas. Tenemos que seguir atendiendo a la gente. No se puede aplazar la actividad, precisamente en estas circunstancias que estamos viviendo».

Dos de los usuarios de Cepaim, una organización que se dedica a trabajar con colectivos desfavorecidos y que tiene en marcha un programa con refugiados en el Campo de Gibraltar, han dado positivo en el albergue que ha sido aislado.

Se trata de dos migrantes subsaharianos de 19 y 24 años, que permanecen confinados en la pensión Zagora de Algeciras, al igual que otros inquilinos, con el objeto de controlar su seguridad.

El coordinador de Cepaim asegura que «nosotros no podemos parar nuestra actividad» y afirma que «no es que se esté produciendo un incremento de las necesidades sociales, sino que son las que están ahí y no se terminan de solucionar, y en momentos como estos salen a flote como si no estuvieran».

Por ello, incide en que «la sede de Cepaim en Algeciras sigue trabajando al igual que lo viene haciendo desde el minuto uno del Estado de Alarma»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos + cuatro =

Ir arriba