Landaluce, CCOO y UGT recelan del nuevo gobierno para Algeciras y la comarca

El alcalde y los sindicatos entienden que el Campo de Gibraltar sufre los efectos de la inestabilidad política

Pedro Sánchez jura su cargo hoy / Foto: AAM

El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, no se ha mostrado demasiado entusiasmado y mucho menos optimista con la elección del socialista Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. El mandatario no espera demasiados beneficios para el Campo de Gibraltar.

España ya tiene nuevo Gobierno y eso significa el inicio de una nueva etapa política para nuestro país a la que asiste con muchos proyectos de ejecución pendientes el Campo de Gibraltar. El desarrollo de nuestras infraestructuras, rebajar los altos datos del paro en la comarca, hacer frente al Brexit y seguir mejorando los niveles de seguridad serán, junto al impulso del Plan Integral, los principales retos que la zona afronta a corto/medio plazo.

Los sindicatos acogen el nuevo escenario político con «prudencia y optimismo». Desde UGT, su secretario comarcal, Ángel Serrano, asegura que contar con un nuevo Gobierno es «esperanzador» pero mantiene la «cautela y la desconfianza» en asuntos como las infraestructuras y, especialmente, en relación a la derogación de la reforma laboral que han acordado PSOE y Podemos.

Más optimista se muestra el secretario general de Comisiones Obreras en el Campo de Gibraltar, Manuel Triano, porque este Gobierno al que define como «progresista» podría dar el empuje necesario a las tres prioridades que tiene ahora nuestra comarca: luchar contra los efectos del Brexit, el desarrollo de la conexión ferroviaria Algeciras-Bobadilla y el impulso del Plan Integral elaborado por el ejecutivo de Pedro Sánchez, que está pendiente de la aprobación de los PGE.

Los sindicatos entienden que el Campo de Gibraltar está siendo víctima, más que cualquier otro territorio nacional, de la paralización que sufre España desde hace meses.

CGT, contra el cierre de estaciones

El Sector Federal Ferroviario del sindicato CGT, ha reclamado al Ministerio de Fomento y a Adif que paralice el cierre de pequeñas estaciones ferroviarias en el territorio nacional, entre las que se encuentran buena parte de las que existen en la Serranía en el trazado férreo Algeciras-Ronda-Bobadilla.

Y es que la intención de Adif es la de cerrar las ventanillas de venta de billetes, eliminando al personal y situando en su lugar máquinas expendedoras.

Entre las estaciones que se están viendo afectadas en la Serranía se encuentran las de Gaucín Jimera de Líbar, Cortes de la Frontera y Benaoján-Montejaque, lo que complicaría aún más las comunicaciones por tren en la comarca rondeña.

Según ha informado este sindicato, con “nocturnidad navideña”, Adif ha tomado la decisión de suprimir la información y venta de billetes en numerosas estaciones de toda la red desde el pasado 1 de enero de este año, decisión que afecta y afectará, ya que forma parte de un plan que finaliza en marzo de 2020, a unas 150 estaciones de varias Comunidades Autónomas (Asturias, Cantabria, Aragón, Valencia, Murcia, Navarra, Galicia, Castilla-León, Castilla- La Mancha, Cataluña y Andalucía) y que supone una enorme agresión al servicio público ferroviario, dejando sin un servicio necesario a miles de usuarios y usuarias del ferrocarril.

«Esta decisión ha sido tomada de forma unilateral, sin informar al Comité General de Empresa y ni siquiera a la ciudadanía afectada, enterándonos todos a través de los medios de comunicación. “¡Todo un ejercicio de falta de respeto a la sociedad, trabajadores y sus representantes!”, afirman desde esta central sindical”.

En el comunicado también se explica eue en el ferrocarril los recortes están perfectamente planificados es una evidencia, si a esta decisión de la empresa en connivencia con el Ministerio de Fomento se le suma el acuerdo adoptado por RENFE con Correos para que se vendan billetes en sus oficinas (suscrito escasamente hace un mes), y también el descarado aumento de las externalizaciones en todas las áreas de la empresa, llegamos a la conformación de un círculo destructivo del carácter público, social y sostenible del ferrocarril.

”CGT no se va a quedar de brazos cruzados y ya hemos empezado a actuar en los diferentes ámbitos, enviando escritos a los ayuntamientos, gobiernos de CC.AA. y plataformas de usuarios del ferrocarril para concienciar y recabar apoyos para adoptar entre todos, las medidas de presión necesarias” anuncian.

Así mismo, nos vamos a dirigir al CGE de ADIF para que de forma urgente se convoque una reunión extraordinaria para desarrollar un plan de trabajo en el que se incluyan las acciones necesarias para revertir este ataque a los servicios públicos. Paralelamente, nos dirigiremos a la Presidenta de Adif y el Ministro de Fomento para exigir la paralización de esta medida y la asunción por parte de Adif de este servicio, que recordemos, está recogido en convenio colectivo como función de sus trabajadores de circulación.

CGT continuará peleando por un ferrocarril público y social con todas sus fuerzas ante una Dirección y un Ministerio solamente preocupados por su Alta Velocidad y que continúan dejando el ferrocarril convencional como un solar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × tres =

Ir arriba