Márgenes forma a 18 mujeres migrantes para el cuidado de personas dependientes

El curso ha sido impartido por la trabajadora social Esperanza González Lara
Entrega de diplomas. / FOTO: AAM

El presidente de la Fundación Márgenes y Vínculos, Francisco Mena de Mira, ha presidido hoy la entrega de diplomas a las 18 mujeres que han participado en un curso de capacitación de ayuda a domicilio, cuidado de personas dependientes, que la entidad ha organizado este año como actividad de su proyecto Prointegra.

Este proyecto está financiado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y la cofinanciación de la Unión Europea a través del Fondo Social Europeo. El proyecto está destinado a ayudar a mujeres migrantes vulnerables, y se realiza en las ciudades de Algeciras y Ceuta.

El curso de ayuda a domicilio, enfocado al cuidado de personas mayores y personas dependientes, ha permitido que 18 mujeres migrantes (17 son marroquí y una mujer boliviana).

Francisco Mena ha manifestado que Márgenes y Vínculos ha renovado e impulsado su compromiso con la mejora del empleo y las condiciones de vida de las vecinas y vecinos de Algeciras y en especial en las barriadas de la zona sur. Este compromiso, aseguró Mena, también supone una apuesta por la convivencia y la diversidad como valores sociales fundamentales que hay que potenciar.

Durante el curso, las alumnas han expresado su satisfacción por los conocimientos adquiridos, que les han permitido desarrollar sus habilidades para cuidar de aquellas personas mayores dependientes. El curso también ha incluido una actividad específica de búsqueda activa en empleo para aprender cómo llevar una entrevista de trabajo y donde buscar trabajo.

El cuidado centrado en las personas mayores dependientes es un sector de actividad económica primordial en nuestra sociedad, dado el envejecimiento progresivo de la población y el hecho de que todas las personas presentan o presentarán un grado u otro de dependencia a lo largo de su vida.

Por tanto, este curso ha permitido que mujeres migrantes tengan una formación laboral acorde con la demanda del mercado laboral y que sean una herramienta de gran utilidad para la sociedad española, ya que requiere de este tipo de servicios.

El curso ha sido impartido por la trabajadora social Esperanza González Lara, de la empresa LaraSocial.

La dirección de Prointegra realiza diferentes actividades a lo largo del año dirigidas a la búsqueda activa de empleo para mujeres migrantes víctima de violencia de género. Estas acciones consisten en actuaciones de atención individualizada a través de asesoramiento individual y/o grupal de desarrollo de habilidades para la búsqueda activa de talleres de formación profesional, facilitando a dichas mujeres el conocimiento y el uso normalizado de los recursos públicos en materia de orientación, formación, inserción laboral y autoempleo.

El equipo de Prointegra también realiza acompañamientos, traducciones e intermediación con el Servicio Andaluz de Empleo para las gestiones pertinentes según los perfiles específicos encontrados en el proyecto.

La atención individualizada consiste en actuaciones en orientación laboral a la usuaria del abordaje de un itinerario personalizado de inserción socio-laboral a sus competencias. Las acciones están orientadas a un acercamiento de las participantes al entorno laboral.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Noticias con rigor
UNIVERSIDADES PÚBLICAS
publicidad