Márgenes y Vínculos, 3.500 kilos de comida para necesitados

La fundación termina la recogida de alimentos en el Carrefour de Palmones
Mena y sus voluntarios, durante la recogida / Foto: AAM

Más 3.500 kilos de alimentos y productos para el hogar ha recogido la Fundación Márgenes y Vínculos en el puesto instalado en la entrada del centro comercial Carrefour de Palmones, en Los Barrios.

Todos estos productos serán repartidos próximamente entre las familias más necesitadas de las ciudades y pueblos del Campo de Gibraltar. Se hará directamente o a través de otras asociaciones y entidades que tienen una relación diaria y estrecha con determinados colectivos sociales más necesitados. La recogida empezó el jueves 10 de junio y se prolongó hasta ayer sábado a las diez de la noche. Esta recogida la han promovido Carrefour, la Fundación CajaSol, la Fundación La Caixa y la asociación empresarial Landaluz. Con ellas ha colaborado Márgenes y Vínculos a través de su proyecto Un barrio de todas/os.

Personas migrantes han integrado el voluntariado que ha estado cada día en la entrada del hipermercado entre las diez de la mañana y las diez de la noche. Ellas y ellos pueden atestiguar la buena disposición de la mayoría de las personas que entraban al centro comercial. La generosidad de todas ellas no entiende de orígenes ni de culturas de procedencia. Personas de todas clases y procedencias han colaborado. Muchos han sido los autóctonos del Campo de Gibraltar, Los Barrios, Algeciras o La Línea los que han aportado su donativo en forma debolsa de alimentos, detergente o botellas de aceite. Y también muchos han sido los matrimonios o personas individuales de origen extranjero, o migrante que han hecho su contribución, ya fuesen una pareja nacida en Marruecos o una familia de gibraltareños.

Fátima Alaui Zirri ha sido una de las voluntarias de Márgenes y Vínculos en la recogida. Ella nació hace más de 30 años en Tetuán, pero con tres años se vino a Granada con su familia. Su padre era médico y empezó a trabajar allí en un hospital. “Me acuerdo perfectamente cuando era niña que mi padre me llevaba al hospital y me enseñaba a los niños pequeños que estaban abandonados y que cuidaban allí”, cuenta esta mujer y añade: “Mi padre me decía mira Fátima, estos niños no tienen padre ni madre. Tienes que jugar con ellos, quererlos y ayudarles”.

Fátima encuentra en esta escena el origen de su compromiso con las/os necesitadas/os. Casada y con dos hijos, Fátima vive en Algeciras pero ha estado trabajando mucho tiempo en una farmacia de Gibraltar. Ahora no tiene trabajo, pero no para en su activismo voluntario. Colabora con Cruz Roja, en Tarifa o Algeciras. Su amiga Nadia, también marroquí que vive en Algeciras desde 2004, la define muy bien: “Fátima puede estar muy mal, quejándose de que le pasa esto o aquello, pero si la llaman desde Tarifa, de que hace falta allí en la Cruz Roja, se le quitan todas las penas y se pone al 100 por cien a ayudar a las personas”.  Y Fátima aclara: “Conoces a gente que lo está pasando muy mal. Hay veces que lloro y sufro mucho, pero cuando llego a mi casa duermo y me siento bien”.

Su amiga Saoud Latoui, madre de una niña de diez años, lleva 30 años en España, diez de ellos en Algeciras, y siente que en este país hay mucha gente buena. “De diez personas a las que les pedimos aquí que colaboren donando alimentos, al menos siete nos dicen que sí”, explica.

Un barrio de todas/os es un proyecto que se desarrolla en Algeciras y Ceuta para la sensibilización y fomento de la cohesión social en materia de diversidad cultural. Está financiado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo de Asilo, Migración e Integración.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 9 =

Noticias con rigor
VOLCÁN EN LA PALMA
publicidad