Márgenes y Vínculos apoya en Algeciras el nuevo modelo de atención a Menas

El plan contempla un mecanismo de derivación de los menores para distribuirlos entre las regiones

Presentación de un programa de Márgenes y Vínculos / Foto: AAM

El Gobierno tiene prácticamente diseñado el nuevo modelo de atención a los menores extranjeros no acompañados. El proyecto introduce cambios muy relevantes en la tutela de estos menores porque sería el Estado el que se haría cargo de la primera acogida, en cuanto llegan a España, antes de derivarlos a las Comunidades Autónomas para que haya un reparto más equilibrado. Se quiere potenciar también, de esta forma, la acogida familiar de estos menores, según la información de la Cadena SER.

El Plan propone la creación de una red de centros de primera acogida dependientes de la Administración General del Estado. Sería el Gobierno el que se responsabilizaría de ellos en un primer momento, pero de forma breve, durante dos o tres semanas hasta valorar la decisión definitiva que se toma con estos niños.

Habría un mecanismo de derivación de los menores para distribuirlos de forma equilibrada entre las comunidades autónomas. Esa derivación se haría en función de indicadores como la población, ingresos y número de menores acogidos que ya atiende cada autonomía, aunque siempre deberá primar el interés superior del menor. Esto significa cambiar el actual sistema de tutela exclusiva a cargo de las comunidades por un procedimiento coordinado con el Estado con el objetivo de evitar que recaiga solo sobre ellas todo el esfuerzo de la atención.

Desde el Campo de Gibraltar, el presidente de la Fundación Márgenes y Vínculos, ha asegurado en Radio Algeciras que este cambio de modelo que plantea el Gobierno es positivo porque «por una vez se incrementan los derechos humanos de estos menores inmigrantes». Son palabras de Francisco Mena, quien entiende que estamos ante una «nueva forma para atender de mejor manera» a estos menores. «Hay que ofrecerles una atención integral y no solamente esperar a que sean adultos y mandarles a la calle, lo que supone enviarles a la exclusión social, a la pobreza y al paro. Y encima sin documentación», argumentó Mena.

El máximo responsable de Márgenes y Vínculos ha pedido al Gobierno que cuente con «la voz» de colectivos, que como el suyo, llevan años dedicando buena parte de sus esfuerzos a garantizar los derechos de los menores inmigrantes: «Hay que trabajar y enriquecer esta iniciativa, que insistimos nos parece positiva. Pero queremos que se cuente con la participación y el consenso de todas las organizaciones sociales que defienden los derechos de la infancia», subrayó.

La filosofía del nuevo modelo es que prime la protección de los menores y se les trate como niños y niñas y no como inmigrantes. El plan supondrá la reforma de varias leyes, entre ellas la ley de extranjería, la de asilo y contempla la elaboración del Estatuto de la Infancia Migrante.

Y se incluye además la promoción del acogimiento familiar para que estos niños vivan con familias hasta su mayoría de edad. Se espera que este documento se apruebe próximamente en el pleno del Observatorio de la Infancia pero está lógicamente pendiente de la formación del nuevo Gobierno.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete + 2 =

Ir arriba