Márgenes y Vínculos asesora a los padres en la prevención de las adicciones en sus hijos

La Fundación continúa con sus talleres en los institutos del Campo de Gibraltar

La Fundación y Vínculos inicia en el mes de abril una campaña para informar a las madres y padres de cómo prevenir las adiciones en sus hijas e hijos adolescentes. Para esta campaña, la entidad ha editado 1.800 trípticos con información y recomendaciones tanto de las adicciones con o sin sustancias, que hará llegar a las/os progenitoras/es a través de las asociaciones de madres y padres del alumnado y por las direcciones de los centros educativos.

Esta iniciativa forma parte del de prevención de las adicciones con o sin sustancia entre menores que Márgenes y Vínculos tiene en activo en institutos del Campo de Gibraltar, La Janda y la Ciudad Autónoma de Ceuta. El programa está financiado con fondos de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, dependiente del Ministerio de Sanidad. Está dirigida a estudiantes de ESO y Formación Profesional Básica.

Durante la adolescencia y la juventud, son muchas las adicciones en las que las/os chicas/os pueden caer y que requieren de una actuación dentro del ámbito familiar para prevenirlas. Por eso, con el objetivo de concienciar a las madres y padres sobre la importancia de llevar a cabo pautas de prevención en el núcleo familiar, se pone en marcha esta iniciativa, con las que se pretende dotar de herramientas a las familias con el fin de detectar esas conductas adictivas.

Las adicciones son hábitos dañinos causados por sustancias o comportamientos que esclavizan a las personas, las hacen dependientes y les resta la capacidad de control. Están consideradas como enfermedades crónicas.

La educación y la prevención son dos acciones claves para Márgenes y Vínculos, que incluye en sus programas acciones dirigidas a las madres y madres, así como al profesorado, que también tiene un papel en la prevención de estas adicciones. La experiencia de Márgenes y Vínculos tanto en las zonas desfavorecidas como en entornos normalizados y zonas rurales demuestra que son muy necesarias campañas permanentes de prevención.

El programa se llevará a cabo hasta final del curso escolar. Hasta el momento, más de medio millar de alumnas y alumnos han asistido a los talleres de prevención y cuando concluya el curso, la cifra habrá superado el millar.

Falta de sueño o estar conectados a la red demasiado tiempo, descuidos en sus estudios, agresividad cuando no pueden conectarse a Internet o pérdida de las habilidades sociales son síntomas a tener en cuenta por los padres y madres para detectar adicciones sin sustancias.

Ojos rojos, ronquera, pupilas dilatadas, aseo personal deficiente, olor a drogas, alteración del sueño y del apetito, cambio de amigos y costumbres son algunos síntomas que pueden indicar a los adultos y adultas que los menores se inician en el consumo de drogas.

Los educadores del programa desarrollan en los talleres un método participativo y ameno. Lo primero es escuchar las opiniones de los/as adolescentes para luego pasar a la parte teórica, con datos objetivos y técnicas que ayudan al alumnado a decir no a las adicciones.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias con rigor
UNIVERSIDADES PÚBLICAS
publicidad