Márgenes y Vínculos disfruta de su Círculo de Lectura en Algeciras

El acto ha resaltado la importancia de la salud pública por parte de los participantes en el mismo

Un momento del acto / Foto: AAM

La Fundación Márgenes y Vínculos ha celebrado hoy una nueva edición de su Círculo de Lectura, sesión que ha tenido lugar a partir de 10.30 de la mañana en el barrio de La Caridad de Algeciras. Han participado en ella, mayoritariamente, alumnos y alumnas de las clases de alfabetización que ofrece diariamente la fundación en su sede de la calle Duque de Almodóvar 12 de esta ciudad.

Lucía García, profesora de español en la fundación, presentó la actividad y explicó en qué iba a consistir. Los alumnos y alumnas se pusieron en círculo en la esquina de la calle Segismundo Moret con la capilla del Cristo de la Alameda y allí fueron leyendo por turnos algún texto sobre el derecho a la salud, o algún artículo de la Constitución que hace referencia a los derechos y deberes de los ciudadanos. Algunos viandantes que pasaban por la esquina para ir o volver del centro se paraban y escuchaban lo que allí se decía.

“Todo el mundo debe tener acceso a los servicios de salud que necesita, cuando y donde los necesite, sin tener que hacer frente a dificultades financieras”, leyó Malika. Yassin leyó en voz alta, ayudado por un altavoz portátil, uno de los tres apartados del artículo 43 de la Constitución: “Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios”. “La salud no es solo la ausencia de enfermedad sino un estado completo de bienestar físico, psíquico y social.”, leyó Nadia Touati, coordinadora del programa del que depende esta actividad: el proyecto de intervención socio-jurídica y educativa en materia de extranjería Proinetgra, que desarrolla Márgenes y Vínculos en Algeciras con la financiación del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y de la Unión Europea a través del Fondo de Asilo, Migración e Integración.

Naima afirmó que “la pandemia del COVID-19 supone un trato igualitario en los centros de salud a la hora de atender a cualquier persona infectada, sin excepción posible”. Y Lucía García concluyó esta primera parte leyendo una reivindicación ante la actual situación causada por la pandemia del coronavirus. Dijo así: “Si algo nos puede enseñar este virus, que no entiende de idiomas ni de pasaportes, es que ahora es más importante que nunca permanecer unidos y darnos apoyo mutuo, pensar en las personas más vulnerables, y que nuestra sociedad salga de esta crisis fortalecida, más cohesionada, más sensibilizada de la necesidad de cuidarnos los unos a los otros, sin distinciones ni de clase social, ni de colores políticos, ni, por supuesto, de procedencia”.

Nadia Touati explicó que el ejercicio de los derechos conlleva también el cumplimiento de los deberes y añadió: “En este caso, algo tan sencillo como llevar mascarilla y respetar la distancia social”. Dos alumnos de origen marroquí tomaron al final la palabra para resumir en árabe todo lo hecho y dicho y su significado para que todos/as los participantes tuvieran conocimiento exacto de lo tratado en esta actividad.

La “nueva normalidad” no ha impedido este Círculo, que es un espacio de intercambio, integración, alfabetización y aprendizaje de la lengua española y para las personas migrantes supone un fomento del desarrollo de las habilidades sociales, competencias lingüísticas y empoderamiento de este colectivo. El Círculo de Lectura siempre tienen en cuenta que una de las principales barreras a las que se enfrentan las personas migrantes al llegar es el desconocimiento del idioma.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 17 =

Ir arriba