Márgenes y Vínculos y Cruz Blanca de Algeciras, contra la trata de personas

Tarifa, escenario de un acto de rechazo simbólico al drama de la inmigración en el Estrecho

Un momento del acto celebrado en Tarifa / Foto: AAM

La Fundación Márgenes y Vínculos ha realizado hoy 30 de julio, a partir de las 10.30 horas, una actividad de sensibilización con motivo del Día mundial contra la trata de personas en la localidad de Tarifa, en las cercanías de la Isla de las Palomas. En esta actividad han participado, además de personas locales o turistas que se encontraban veraneando en dicha localidad, personas migrantes y población autóctona que se han desplazado desde otros municipios con el objetivo de visibilizar un delito que suma más de 12 millones de víctimas a nivel mundial.

La actividad comenzó con una sesión de biodanza a cargo de Curra Berrocal que dio paso a una perfomance de gran impacto visual y terminó con un tiempo de picnic y convivencia entre las personas asistentes. La performance colectiva ha tenido lugar a lo largo de la carretera que da acceso a la isla de Las Palomas. Cerca de un centenar de personas de diferentes nacionalidades han participado escenificando la libertad de la que carecen las víctimas de trata, reivindicando este derecho como fundamental.

Bajo el lema “¡Un ser humano, una vida!”, el proyecto Migrantes en igualdad de la Fundación Márgenes y Vínculos ha denunciado toda situación de esclavitud propiciada por la trata, donde el 70 por ciento de las víctimas son mujeres y niñas. Este tipo de iniciativas cobra especial importancia en el Campo de Gibraltar, una comarca donde coexisten numerosas personas de diferentes nacionalidades y donde a través de una red social se atiende y acoge a personas de origen extranjero que llegan en busca de protección internacional que son víctimas del negocio de tráfico de personas.

Esta acción ha pretendido concienciar a la sociedad del deterioro social y personal que genera la trata de personas y propiciar la toma de conciencia para alcanzar la equidad e igualdad de oportunidades de las personas de origen extranjero para así, contribuir al fomento de la cohesión social en especial, en ambientes marginales en los que se ven atrapadas las personas más desfavorecidas.

Desde que en 2013 la Asamblea General de la ONU decretara el 30 de julio como el Día mundial para denunciar y concienciar a la sociedad y a los gobiernos acerca de la gravedad de la trata de personas. Cada año el presente día sirve de denuncia de una práctica de esclavitud que vulnera los derechos humanos de millones de personas y que adopta varias formas: explotación sexual, matrimonios forzados, trabajos forzosos, grupos armados, mendicidad y comisión de delitos o venta de drogas.

La Fundación Márgenes y Vínculos ha querido sumarse con esta acción de sensibilización englobada dentro del proyecto Migrantes en igualdad, un proyecto socioeducativo y de promoción de la igualdad de acceso a los servicios públicos que recoge entre sus objetivos el conocer y valorar la situación social de la población migrante y las consecuencias de su proceso migratorio.

Para esta actividad regulada se solicitó el permiso correspondiente y el equipo organizador ha velado en todo momento por el cumplimiento de las medidas de seguridad en cuanto al uso de mascarilla y el mantenimiento de la distancia requerida.

Migrantes en Igualdad es un proyecto cofinanciado por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Fondo de Asilo, Migración e Integración de la Unión Europea (FAMI).

Cruz Blanca

Con motivo del Día Mundial contra la Trata de Seres Humanos, hoy 30 de julio, las entidades sociales presentes en la provincia de Cádiz que conforman la Red Antena Sur contra la Trata; Algeciras Acoge, Fundación Amaranta, Afavis, Fundación Cruz Blanca, Nuevo Hogar Betania , Ceain, Mujer Gades, Proyecto Alma, Victoria kent, y Save de Children, nos unimos una vez más para visibilizar y denunciar conjuntamente esta violación de derechos humanos, que en la actualidad afecta ya a millones de personas en el mundo.

La trata de personas constituye la esclavitud del siglo XXI y es uno de los delitos más comunes y que mueve mayor cantidad de dinero en todo el mundo, tras el del tráfico de drogas y de armas. Este delito supone la violación todos los derechos humanos en una misma persona, corrompiendo no sólo su libertad y dignidad sino también su integridad física y emocional.

La primera definición que se dio de este delito fue en el Protocolo de Palermo aprobado por la Asamblea General  de las Naciones Unidas  en su   resolución   el  15  de  noviembre   de  2000 Entendemos por Trata «la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación”.

Las cifras son escalofriantes: 22 millones de personas son víctimas de la trata de personas en todo el planeta, de las cuales solo 2 millones están identificadas.  Se encuentra entre los negocios ilícitos más lucrativos, ya que las ganancias obtenidas por los grupos delictivos ascienden a 32.000 millones de dólares al año.

El año pasado fueron identificadas en la provincia de Cádiz tan sólo a 13 VTSH, teniendo en cuenta que esto es lugar de entrada, nos parece insignificante esta cifra.

En el actual contexto de pandemia mundial, la situación de vulnerabilidad de estas personas se ha incrementado de forma alarmante, ya que si de por sí son invisibilizadas y se encuentran desprotegidas, la alerta sanitaria ha acrecentado esta situación por la mayor dificultad de acceder a los recursos de detección y protección.

Las entidades sociales hemos seguido trabajando, reinventándonos y adaptándonos a la compleja situación, para no dejar a ninguna persona atrás.

Tal y como señalaba el Grupo de Expertos contra la Trata (GRETA) del Consejo de Europa al inicio de la pandemia “en tiempos de emergencia, los derechos y la seguridad de las víctimas de trata tienen que ser respetados y protegidos”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 2 =

Ir arriba