El próximo viernes día 14 de junio a las 19:30 horas tendrá lugar una concentración frente al CIE de Algeciras para reclamar activamente el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros. Las organizaciones afirman que no van a cesar en esta ni en otras reivindicaciones relativas a la «deshumanizada gestión migratoria que está llevándose a cabo».

Para ambas asociaciones, los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) «son instrumentos de control y encierro para personas cuyo único delito ha sido atreverse a jugarse la vida pagando un mínimo de 1.500 euros. El derecho de los pobres a emigrar es más sagrado que el de los ricos a hacer turismo», reflexionaba hace unos días Santiago Agrelo, Arzobispo de Tánger.

«Resulta paradójico que los ricos paguemos 30 euros por ir cómodamente en barco a nuestro país vecino, mientras que los que pueden vivir en una chabola en Larache, tengan que en empeñar sus pertenencias, para pagar peligrosas embarcaciones, y si sobreviven, acaben encerrados a la espera de su deportación», afirma a PRO Derechos Humanos de Andalucía una persona que se encuentra internada actualmente en el CIE de Algeciras.

Este CIE hace unos años tenía capacidad para internar a 190 migrantes, pero dadas sus «nefastas condiciones», hoy su capacidad es de 30 migrantes. «¿Hasta cuándo va a seguir abierto un centro de estas características insalubres que genera tanto sufrimiento humano?», se preguntan la organización.

Estas denuncian que «el principio de solidaridad internacional brilla por su ausencia, no solo porque no se respeta el derecho fundamental a la libre circulación, reconocido en el artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sino porque se fomenta la inexistencia de vías legales y seguras para que las personas no tengan que morir en el mar».