Reino Unido fija el 15 de octubre como límite para un acuerdo sobre el Brexit

Juan José Sanz, nombrado nuevo delegado especial de Exteriores en el Campo de Gibraltar

Gibraltar / Foto: AAM

El primer ministro británico, Boris Johnson, dio este domingo un plazo hasta el 15 de octubre para alcanzar un acuerdo con la Unión Europea (UE) sobre el Brexit, tras lo cual, señaló, «habría que aceptar (el fracaso) y pasar página».

«Tiene que haber un acuerdo con nuestros amigos europeos antes del Consejo Europeo del 15 de octubre si va a entrar en vigor antes de final de año», señaló el jefe del Gobierno británico en un comunicado que adelantó las declaraciones que realizará este lunes.

Las palabras de Johnson llegan antes de que el próximo martes comience en Londres una nueva ronda de las conversaciones entre el Reino Unido y la UE para cerrar un nuevo tratado de libre comercio que evite que el próximo 31 de diciembre se produzca un fin abrupto de la actual relación.

En las últimas horas el Gobierno británico ha multiplicado los mensajes de que no teme que finalmente no se halle un acuerdo, como repitió este domingo el negociador británico, David Frost, en una entrevista publicada por el «Mail on Sunday».

Para el primer ministro, «no tiene sentido pensar en plazos que vayan más allá (del 15 de octubre). Si no nos ponemos de acuerdo para entonces, no creo que vaya a haber un acuerdo de libre comercio entre nosotros, y deberíamos aceptarlo y pasar página».

Johnson aludió a los puntos de discrepancia, sin citarlos, como los subsidios estatales o la pesca, y aseguró que el Reino Unido no renunciará «a los fundamentos de lo que significa ser un país independiente» en pos del éxito de las conversaciones.

El Ejecutivo conservador desea tener las manos libres para decidir si respalda con una inversión estatal masiva sectores clave para la economía como el tecnológico -pese a la tradición no intervencionista de los «tories»-, y ve cualquier arreglo con Bruselas como un posible lastre para esos subsidios.

Pese a todo, el primer ministro reiteró en que un fracaso de las negociaciones sería para su país «un buen resultado» y que en ese caso significaría que la UE pasase a ser un socio comercial «como Australia» del Reino Unido, con los protocolos establecidos por la Organización Mundial del Comercio.

Estas declaraciones se suman a la información desvelada este domingo por el diario «Financial Times» de que el Gobierno británico planea aprobar nueva legislación que anularía partes del acuerdo de salida de la UE del Reino Unido, especialmente en lo referido a los subsidios estatales y en las aduanas con Irlanda del Norte.

A juicio del influyente periódico, la aprobación de esa nueva ley de mercado interno -que se espera para el miércoles- podría hacer saltar por los aires las negociaciones esta misma semana.

Nombramiento

El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación ha nombrado nuevo delegado especial en el Campo de Gibraltar a Juan José Sanz Aparicio, un diplomático que ya se ocupó de asuntos relacionados con el Peñón entre 2008 y 2011, como subdirector General-Jefe de la Oficina de Asuntos de Gibraltar entre 2008 y 2011.

Sanz se incorporó a su puesto el pasado 28 de agosto, según han informado a Europa Press fuentes de Exteriores. Las fuentes han destacado que Sanz es un buen conocedor de la comarca y que tiene experiencia profesional en diversos puestos del Ministerio con competencias en el asunto de Gibraltar: en la Asesoría Jurídica Internacional, en la Subdirección General de Asuntos de Justicia e Interior de la UE y, sobre todo, en la mencionada Oficina de Asuntos de Gibraltar.

En esos años, desde 2006 hasta finales de 2010, estuvo operativo el Foro de Diálogo tripartito impulsado por el entonces ministro Miguel Ángel Moratinos para tratar problemas de cooperación práctica con Londres y Gibraltar al margen de la cuestión de la soberanía. Desde su puesto en la Oficina para Asuntos de Gibraltar, Sanz estuvo en contacto con los alcaldes de la comarca.

El foro dejó de reunirse en otoño de 2010 (ya con Trinidad Jiménez como ministra de Exteriores) tras varios incidentes por las aguas de la bahía y posteriormente fue abandonado por el Gobierno del PP, que siempre rechazó toda interlocución con el Peñón.

Sanz Aparicio es licenciado en Derecho (Especialidad Derecho Público) por la Universidad de Sevilla e ingresó en la Carrera Diplomática en 1995. Además de desempeñar puestos en el Ministerio, ha estado destinado en Embajadas y Consulados de España en Zimbabue, Marruecos, Suecia, Alemania y la República Checa.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 − 16 =

Ir arriba