Salvemos Rinconcillo pide amparo al Defensor del Pueblo Andaluz

Demandan la lentitud de medidas para proteger la playa y las Marismas del Palmones

Búnker del Rinconcillo. / FOTO: AAM
La plataforma ciudadana Salvemos Rinconcillo ha dirigido en las últimas horas un escrito al Defensor del Pueblo Andaluz en el que le pide amparo ante la lentitud de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras en la adopción de medidas para proteger la playa de El Rinconcillo y las Marismas del Palmones. Este colectivo explica que la institución portuaria ya reconoció públicamente, el pasado 18 de septiembre, el daño que sufre esta playa algecireña,  desequilibrada por una alteración de la dinámica de las mareas.
Un estudio previo de 2018 concluye que dicha alteración tiene su origen en el alargamiento del rompeolas efectuado por el puerto para proteger la ampliación de la terminal Juan Carlos I. Ninguna medida correctora (como los diques sumergidos que sugiere el mencionado estudio) ha sido adoptada en esta bahía para evitar que toda la arena se vaya hacia La Concha y bajo el puente del Acceso Norte. La consecuencia es que tanto el cordón dunar como la orilla que protegen las Marismas del Palmones se están descarnando a marchas forzadas.
Salvemos Rinconcillo traslada su inquietud al Defensor del Pueblo Andaluz y recuerda la protección ambiental legal de la que goza las Marismas del Palmones, que son Paraje Natural y refugio para decenas de especies de nuestra avifauna a las que la Junta de Andalucía tuvo en cuenta cuando catalogó este espacio de 113 hectáreas entre los municipios de Algeciras y Los Barrios.
«Le pedimos amparo como Defensor del Pueblo Andaluz y le preguntamos si es posible que, desde su responsabilidad, pueda exigir a la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras que acelere los trámites y gestiones con el objetivo de corregir el problema originado (probablemente mediante la instalación de diques submarinos que protejan y estabilicen la playa) para que esta se salve de una segura destrucción», aclara Salvemos Rinconcillo en su escrito al Defensor. 
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro − uno =

Ir arriba