Ibiza y la comarca, las zonas más afectadas por la variante británica del coronavirus

El Gobierno no dispone de información de que sea predominante en regiones

Fernando Simón / Foto: E.P.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha afirmado este lunes que en España hay 479 casos confirmados de la variante británica B117 del coronavirus, aunque hay más que no se han notificado, y además se han registrado dos casos de la sudafricana y uno de la brasileña.

Lo ha avanzado Simón en rueda de prensa, en la que ha informado de que los dos casos de la variante sudafricana son dos personas que viajaron desde Sudáfrica y, «con la información disponible», ninguna de ellas ha originado ningún caso secundario. «Ahora mismo no existe transmisión en España» de esta cepa, ha dicho.

Además, el caso notificado de la variante brasileña es una persona que fue identificada en el aeropuerto al llegar a España, por lo que fue puesta «inmediatamente en cuarentena».

Simón ha precisado que las zonas más afectadas por la variante británica son territorios pequeños como Ibiza o el Campo de Gibraltar, entre otros, pero no se dispone de información global de que sea predominante en alguna comunidad autónoma.

Por ello, ha recomendado esperar a que pase esta semana para saber si en alguna comunidad esa variante alcanza el 50 % de los contagios.

Preguntado por Madrid, ha señalado que no es la comunidad con más prevalencia ni la zona de España que tenga una mayor presencia de la cepa británica.

En cuanto a la variante sudafricana, ha señalado que, aparentemente, es «más mala» que las que hasta ahora estaban circulando, pero hasta la fecha no ocupa espacio en Europa occidental, donde hay muy pocos casos.

Ha reiterado que en España solo hay un caso confirmado de esta variante «y entra en competencia con la británica», pero «no existe ninguna seguridad de que vaya a asentarse en nuestro territorio».

«Sí es probable que el nicho lo ocupe la británica», ha asegurado Simón, que ha incidido en que la variante sudafricana es «algo más virulenta», aunque aún no hay datos muy sólidos. También la británica «puede ser más virulenta», ha admitido.

Por ello, ha dicho que hay que ser precavidos y valorar cómo evolucionan las distintas variantes. Mientras tanto, todas las opciones están sobre la mesa.

Este experto ha reconocido la posibilidad de que se produzca una cuarta ola, pero que podría ser de menor envergadura y de evolución más lenta que las tres anteriores, lo que va a depender de varios factores, entre ellos, de cómo evolucione la vacunación.

No obstante, ha advertido de que si la variante británica «ocupa el espacio dentro de nuestro territorio», esa cuarta ola podría «acelerarse un poco».

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete − cinco =

Ir arriba