Verdemar pide más control para los buques que cruzan Algeciras y el Estrecho

Los ecologistas sostienen que hay contaminación por el aire que se expande muy lejos

Buques atravesando el Estrecho / Foto: Verdemar

La asociación Verdemar-Ecologistas en Acción ha denunciado ante la Capitanía Marítima el “poco control que existe en el Estrecho de Gibraltar para medir y controlar las emisiones atmosféricas contaminantes en los buques que navegan”. Según los ecologistas, muchos de esos buques superan las emisiones permitidas, “incumpliendo el Convenio de Marpol que las regula”.

Desde el 1 de enero de 2020, el límite de contenido de azufre en el combustible usado a bordo de los buques que operen fuera de las zonas de control de emisiones designadas es de 0.50 % masa/masa. De esta forma, se reduciría significativamente la cantidad de óxidos de azufre que emanan de los ferrys y buques lo que debería tener grandes beneficios tanto para la salud como para el medio ambiente mundial, especialmente para las poblaciones que viven cerca de los puertos y costas”, explica la asociación en un comunicado, en el que asegura que “en la zona del Estrecho de Gibraltar no se cumple esa directiva”.

Verdemar Ecologistas en Acción denuncia en su escrito las “malas prácticas y humaredas de decenas de buques”, como los denunciados el pasado día 25 de octubre, entre ellos “el buque Mary Maersk y el YM Wind, que pasaban por el Estrecho incumpliendo las directivas internacionales sobre control de emisiones”.

Verdemar Ecologistas en Acción asegura llevar años denunciando los daños que provocan las emisiones contaminantes desde los buques sobre la salud humana y el medio ambiente. “Son naves que utilizan un fueloil pesado, 100 veces más tóxico que el diésel que utilizan automóviles y camiones, ya que contiene hasta 3.500 veces más de contenido de azufre. Un combustible que está prohibido en tierra, donde es considerado un residuo peligroso que exige un tratamiento altamente costoso”.

La organización ecologista sostiene que “los buques contaminan el aire y, por la acción el viento, esta contaminación se expande cientos de kilómetros tierra adentro, incrementando los problemas locales de calidad del aire. Los contaminantes como partículas, hollín, azufre y óxidos de nitrógeno dañan la salud humana, el medio ambiente afectando al clima”.

“El material particulado hay que señalar que está relacionado con problemas de salud graves, como enfermedades cardiovasculares y respiratorias, incluidos derrames cerebrales y cáncer que pueden provocar la muerte prematura”, añade Verdemar, que afirma también que “las cifras de la Comisión Europea estiman que 50.000 personas mueren prematuramente cada año en Europa debido a la contaminación del sector marítimo”.

Para Verdemar Ecologistas en Acción no solo se deben de tomar muestras del combustible que usan, sino también “mediciones en tiempo real, acompañadas de actuaciones directas para evitar este tipo de contaminación consentida”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × tres =

Ir arriba