La Pastoral Penitenciaria de Algeciras lleva 2.500 máscaras a la cárcel

Los internos tendrán acceso controlado a móviles y Diputación firma su ayuda al Banco de Alimentos

Un momento de la entrega hoy / Foto: AAM

Más de veinte voluntarios de la Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de Cádiz y Ceuta han confeccionado más de 2.500 mascarillas que han sido entregadas este miércoles al centro penitenciario de Botafuegos, en Algeciras.

La Diócesis ha explicado que aunque las celebraciones litúrgicas, las catequesis y las visitas internos y otras actividades han cesado debido a la alerta sanitaria del coronavirus, los capellanes trinitarios y los voluntarios no han querido desentenderse de su misión con los privados de libertad y han decidido continuar su misión «optando por Cristo, presente en nuestros hermanos de la prisión de Botafuegos. Ahora más que nunca necesitan el calor de nuestro corazón».

Así, durante una semana, más de veinte voluntarios de la Pastoral Penitenciaria y otros cristianos comprometidos han unido fuerzas poniéndose manos a la obra para alcanzar un mínimo de 1.000 mascarillas para este centro penitenciario. Sin embargo, ha sido tanta la respuesta, que dicho equipo ha podido fabricar en casa más de 2.500 mascarillas para los internos de Botafuegos.

«Sin tener nada de medios económicos, la Pastoral Penitenciaria ha recibido ayuda material por todos lados, por eso queremos agradecer la colaboración desinteresada de numerosas empresas así como la inmensa la generosidad del corazón de tantas personas que hacen que en los momentos más difíciles, la cruz se haga más llevadera», ha destacado la Diócesis.

También invita a las personas que aún no tienen mascarilla y salen a la calle sin protección a que la soliciten en la comunidad de Padres Trinitarios de Algeciras.

La Pastoral Penitenciaria invita a escribir cartas a las personas que se encuentran internas en la prisión de Botafuegos de Algeciras y no tienen posibilidad de comunicarse con sus seres queridos en estos momentos.

Para unirte a esta iniciativa «no pedimos mucho esfuerzo, tan solo que cojáis papel y bolígrafo y redactéis una carta», señalan en la nota. «Si deseas unirte a ésta iniciativa y colaborar es muy fácil. Te invitamos que escribas una carta a un interno o interna de la prisión, no hace falta poner el destinatario, así salvaguardamos la protección de datos del destinatario como del remitente. La carta tiene que ser un motivo de esperanza, transmitiendo palabras de fe, ánimo y calor humano», animan desde la Pastoral Penitenciaria.

Desde los precursores de esta propuesta señalan que «muchos están sumergidos en una soledad tremenda y cualquier palabra nacida de vuestro corazón puede convertirse en un torrente de consuelo. Pensar en la situación de vulnerabilidad y soledad que se encuentran muchos internos». Asimismo animan a que toda la familia escriba cartas, incluso los más pequeños que manden «dibujos con mensajes de esperanza».

Las cartas se pueden enviar al correo electrónico de la Pastoral Penitenciaria a través de [email protected], así como a la dirección postal Pastoral Penitenciaria Padres Trinitarios, Plaza Santísima Trinidad s/n,  11205 Algeciras.

Una vez recibidas las misivas, será la propia Pastoral quien se encargue de hacérselas llegar a sus destinatarios.

Reparto de móviles

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha remitido a los centros penitenciarios dependientes de la Administración General del Estado -todas excepto los de Cataluña- 205 terminales de telefonía móvil, para paliar la restricción de las comunicaciones derivada del Real Decreto del Estado de Alarma. Se trata de smartphone con los que los internos que lo soliciten podrán comunicar mediante videollamada con sus familias o sus letrados.

Las videollamadas de los internos con sus familiares tendrán una duración de 10 minutos y se realizarán en espacios en los que se garantice la intimidad y la seguridad de la comunicación. Solo estará controlada visualmente por un funcionario para evitar el uso inadecuado del terminal, como la toma de fotografías, exceptuando los casos en los que se haya decretado la intervención de las comunicaciones.

Ahora, serán los directores de las prisiones quienes ordenen su uso entre todos los internos que lo soliciten garantizando las medidas higiénicas adecuadas para evitar posibles contagios. Los teléfonos estarán permanente controlados y custodiados por un funcionario responsable, según señala Instituciones Penitenciarias en un comunicado hecho púlico hoy.

Por otor lado, los Servicios de Orientación Jurídica, que quedaron suspendidos por el estado de alarma, se están reactivando mediante la implantación en los centros penitenciarios de mecanismos tecnológicos que permitan la comunicación de los internos mediante videollamadas y videoconferencias RDSI con los respectivos colegios de abogados.

Mientras se completa su implantación, se ha posibilitado que los letrados de Orientación Jurídica puedan contactar con los internos a través de los teléfonos que faciliten los centros y, excepcionalmente, por locutorio, siempre que las condiciones sanitarias del interno permitan su desplazamiento. “La comunicación con los abogados defensores está totalmente garantizada”, señala al respecto Instituciones Penitenciarias.

Banco de Alimentos

La Diputación de Cádiz, a través de su servicio de Cooperación Internacional, ha renovado un año más la colaboración con los bancos de alimentos de Cádiz y el Campo de Gibraltar. Esta colaboración se remonta al año 2004 y que tiene como fin contribuir a la labor de reparto de productos de primera necesidad entre colectivos en situación de vulnerabilidad social.

La cantidad que aporta la Diputación ha ido aumentando hasta alcanzar los 15.000 euros que actualmente se destina a cada entidad, según ha informado la institución provincial en una nota. Los bancos de alimentos emplean estos fondos para cubrir gastos corrientes, el mantenimiento y mejora de sus sedes y, en general, a su funcionamiento ordinario.

Una de sus actividades principales es la recepción y reparto de los bienes del Fondo Español de Garantía Agraria, que suministra la Unión Europa a través del Ministerio de Agricultura.

Se trata de millones de kilos de productos procedentes de excedentes de mayoristas y que, tras ser adquiridos en subasta, son distribuidos entre cientos de puntos como comedores sociales, albergues e instituciones de acogida de los sectores más desfavorecidos como personas sin hogar, menores, inmigrantes y mayores, así como parados de larga duración, entre otras. Asimismo, los bancos de alimentos organizan sus propias campañas para conseguir más género y cubrir toda la demanda.

La responsable de la delegación de Desarrollo Democrático en la Diputación, Lucía Trujillo, ha querido mostrar su apoyo a estas entidades en estos momentos y agradecer la labor desempeñada durante todos estos años por los bancos de alimentos, así como el trabajo desinteresado de las personas que contribuyen a dignificar las condiciones de vida de colectivos desfavorecidos en la provincia de Cádiz.

Entre el banco de alimentos de Cádiz y el del Campo de Gibraltar se cubre el suministro a toda la provincia, con un reparto que alcanza una cantidad cercana a las cinco toneladas al año.

Se ocupan de que estos productos de primera necesidad lleguen a su destino de una manera óptima, en condiciones que garantizan la higiene y seguridad, y que se dé respuesta a numerosas organizaciones que los reparten a personas vulnerables. Una labor especialmente destacada en el contexto de alerta sanitaria en que nos encontramos, en la que siguen prestando este servicio de interés público.

Desde el Banco de Alimentos de Cádiz se ha hecho un llamamiento a la población y las instituciones para poder mantener este suministro básico, solicitando voluntarios, donaciones de alimentos o económicas. Más información en el teléfono 956205151.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno + 16 =

Ir arriba