Aprehendidos 23 fardos de hachís tras una persecución en el Estrecho

La operación ha dejado tres detenidos, dos de la comarca y uno de Ceuta
Lancha intervenida a los narcotraficantes. / FOTO: AT

Funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria han aprehendido 23 fardos de hachís tras una persecución en aguas del Estrecho y han intervenido una embarcación semirrígida en dos operaciones llevadas a cabo en 48 horas.

En la madrugada del pasado 24 de marzo, patrulleros del Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria con base en Algeciras, iniciaron, en aguas del Estrecho, una persecución de una embarcación cargada de fardos de hachís que intentaba alijar en las costas.

Tras esta acción, se obligó a sus tripulantes a arrojar a la mar la carga que transportaban para conseguir huir. En el rastreo que se efectuó se recuperaron un total de 23 fardos que, una vez trasladados a puerto base, resultaron contener pastillas de una sustancia que dio positivo al ‘narcotest’ por cannabis, arrojando un peso bruto de 846 kilos.

Posteriormente, en la madrugada del pasado día 26, dos días después y continuando con el dispositivo de control marítimo de la zona, fue detectada otra embarcación semirrígida con tres motores fueraborda cargada con petacas de gasolina. Una vez establecido el operativo, otro patrullero del Servicio de Vigilancia Aduanera acudió a su interceptación, realizando señales acústicas y luminosas de parada, a las que los contrabandistas hicieron caso omiso, varando en playa, en Estepona.

Allí fueron detenidos sus tres tripulantes, dos de ellos vecinos del Campo de Gibraltar, y el tercero, un menor de edad nacido en Ceuta. En el interior de la embarcación se hallaron numerosas garrafas de plástico con gasolina y 750 gramos de hachís. Las diligencias, la droga y los detenidos han quedado a disposición de los juzgados de Algeciras y de Estepona en funciones de guardia.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Noticias con rigor
UNIVERSIDADES PÚBLICAS
publicidad