Detenidos en Algeciras dos miembros más del clan ‘Los Fantasmas’

Están especializados en la comisión de robos y estafas a nivel internacional
Detención por parte de la Policía Nacional. / FOTO: PN

Agentes de la Policía Nacional  han detenido en Algeciras a dos ciudadanos chilenos de 34 y 56 años de edad como presuntos autores de un delito continuado de hurto, delito de falsedad documental, usurpación de identidad y estafa bancaria. Los detenidos forman parte de un grupo detectado en Algeciras cuando fueron detenidos dos integrantes tras intentar comprar en un establecimiento de compro-oro de Algeciras, tres personas habían intentado realizar una compra de una cadena de oro valorada en 5000 euros con una tarjeta que no estaba a su nombre.

Los cuatro detenidos son miembros de una organización criminal conocida como banda de “Los Fantasmas” desmantelada en Chile en el año 2019, momento en el que algunos de sus miembros se trasladaron a  España para continuar con su  actividad delictiva itinerante por toda la geografía nacional y con un alto grado de especialización.

La investigación realizada para esclarecer todos los hechos delictivos cometidos por estos sujetos en nuestro país y detener al resto de integrantes de esta organización criminal ha dado sus frutos tras varios días de intensa investigación. Los agentes consiguieron localizar y detener a las 10:30 horas del 22 de abril  en la avenida Ramón y Puyol de Algeciras a otros dos integrantes de la organización criminal.

Hasta el momento se imputan a esta organización criminal más 30 delitos de hurto, robo con fuerza, falsedad documental y pertenencia a organización criminal, cometidos por distintas localidades de España; Algeciras, Alicante, A Coruña, Velez-Málaga, Málaga, Torremolinos, San Fernando, Marbella, Almería y Sevilla, siendo puestos a disposición de la autoridad Judicial.

Modus operandi utilizado en España

Para la comisión de los delitos, los miembros de la organización  criminal se desplaza a distintos puntos de la geografía nacional, en  vehículos de alquiler, organizándose en grupos de tres y repartiéndose las zonas comerciales, inmediaciones de entidades bancarias o zonas de gran afluencia de turistas, para seleccionar sus objetivos

Hurtos a particulares

En las inmediaciones de entidades bancarias, así como en zonas comerciales, seleccionan a personas sobre las que observen que pueden portar objetos de valor  o elevadas sumas de efectivo.

Mediante la técnica del pinchazo (pinchando la rueda del coche de la víctima), hacen que ésta se apee del mismo y aprovechan esta distracción para sustraerle la cartera, tarjetas bancarias y demás enseres personales de valor que pueda portar.

También emplean distracciones como llamar la atención de sus víctimas haciéndoles pensar que se les ha caído dinero, “hurto de la siembra”.

Robos con fuerza en vehículos

Haciendo uso de un rompelunas fracturan las ventanas de vehículos previamente seleccionados en zonas comerciales o estaciones de servicio, en el caso de viajeros que pueden portar consigo ordenadores  y dispositivos electrónicos de gran valor,  sustrayendo todo lo que hay en su interior.

Robos con fuerza en establecimientos

Los investigados se desplazan a zonas concurridas y centros comerciales, y acceden a tiendas de telefonía móvil, así como a ópticas. Mientras algunos de los miembros de la organización distraen a las dependientas, otros mediante la inutilización de los sistemas de alarma sustraen gafas o teléfonos de gran valor, abandonando tras esto el establecimiento con su botín.

Estafas con tarjetas bancarias en establecimientos

Con las tarjetas bancarias sustraídas mediante los procedimientos arriba reseñados acceden a otros comercios, joyerías, ópticas, tiendas de telefonía, e intentan adquirir objetos de gran valor económico, manifestando que es la tarjeta de un familiar.

La investigación se ha desarrollado por los Grupos de Delitos Tecnológicos y Robos de Algeciras, junto con el Grupo de Fraude empresarial de la Unidad Central de Cibercriminalidad.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Noticias con rigor
UNIVERSIDADES PÚBLICAS
publicidad