Intervenidos diez teléfonos móviles en la prisión de Algeciras

Los dispositivos electrónicos se encontraban en el interior de las celdas de Botafuegos
Teléfonos incautados en Botafuegos / Foto: AAM

COMUNICADO DE ACAIP

A pesar de que están autorizadas las llamadas telefónicas desde el interior de la prisión y de que con motivo de la pandemia del Covid, se aumentaron hasta 15 llamadas por semana e incluso se habilitaron cabinas para hacer videollamadas para que los internos pudieran ver y hablar con sus familiares, amigos y allegados, que por un motivo u otro no pueden desplazarse a la prisión, pues aun así un objeto que se sigue utilizando y muy preciado entre los reclusos de cualquier prisión, es la tenencia del teléfono móvil.

Este viernes pasado, funcionarios de servicio intervinieron hasta 10 teléfonos móviles de última generación en el interior de celdas habitadas por internos; el modo de ocultación es el mismo en todos los casos, reclusos han elaborado un doble fondo en la estantería de la propia celda, empleando una fina lámina de madera pintada de blanco simulando la pared, pero dejando un espacio suficiente para ocultar el teléfono.

Los teléfonos son objetos prohibidos porque suelen ser utilizados por narcotraficantes, islamistas, bandas organizadas… para seguir dirigiendo actividades delictivas desde el interior de la prisión, también se alquilan y cuando no se pagan las deudas se originan agresiones, amenazas, coacciones… finalmente termina alterando el buen orden regimental y la convivencia ordenada y pacífica.

La introducción o tenencia de teléfonos móviles en el interior de las prisiones no tiene ningún tipo de relevancia a nivel penal, en el peor de los casos te pueden imponer una sanción administrativa de privación de paseos hasta un máximo de 30 días, “no hay miedo”.

En los últimos 5 años, el Establecimiento Penitenciario de Botafuegos ocupa el No1 en el ranking nacional donde más teléfonos móviles se han incautado a los reclusos, hasta un total de 690 terminales, curiosamente las cárceles que ocupan las primeras posiciones son las que albergan más internos relacionados con el narcotráfico y el blanqueo.

De todo ello es consciente el máximo responsable de las prisiones españolas, Angel Luis Ortiz, el cual ha recibido desde el Sindicato ACAIP innumerables quejas y denuncias públicamente desde hace años, aunque a pesar de ello mantiene a todos los establecimientos penitenciarios del país con inhibidores de frecuencia obsoletos, incapaces de inhibir a la tecnología de última generación e incluso algunos equipos fuera de servicio.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Noticias con rigor
YO POR EL AGUA ACTÚO
publicidad