Intervenidos 600 kilos de ‘coca’ que iban a entrar por Algeciras

La operación ha finalizado con la detención de siete personas en el Plan Meridional

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Agencia Tributaria, han desmantelado un entramado empresarial situado en Jerez de la Frontera, al incautar más de 600 kilogramos de cocaína que una organización criminal pretendía introducir en España ocultándolos entre mercancía legal a través del Puerto de Algeciras.

La operación, que ha acabado con la detención de siete personas por los presuntos delitos de pertenencia a organización criminal y tráfico de drogas, se enmarca dentro del Plan Meridional, destinado a la lucha contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar.

Las investigaciones comenzaron sobre un posible entramado empresarial dedicado a la importación de grandes cantidades de cocaína desde Sudamérica mediante contenedores marítimos. Para ello, la organización disponía de diversas empresas, con las que hacía importaciones de mercancía legal con el objeto de ocultar la sustancia estupefaciente. Fruto de la colaboración y coordinación internacional, se incautaron alrededor de 305 kilogramos de cocaína en el puerto colombiano de Barranquilla.

Tras arduos meses de trabajo, nuevamente a través de los canales de cooperación y colaboración internacional, se recibió información por parte de las autoridades colombianas, así como de la Fiscalía Especial Antidroga del Campo de Gibraltar, procedente de la Policía Nacional de Colombia, bajo la dirección de la Fiscalía General de ese país, en la que se informaba de la llegada al Puerto de Algeciras de dos contenedores sospechosos de ocultar entre la mercancía legal de plátanos declarada, una importante cantidad de cocaína.

Estos dos contenedores fueron descargados en el Puerto de Algeciras. De manera paralela, los grupos de investigación actuantes iniciaron los trámites pertinentes, solicitando la entrega vigilada de ambos, la cual fue autorizada por parte de la Fiscalía Especial Antidroga del Campo de Gibraltar. Los agentes procedieron al reconocimiento de ambos contenedores. En uno de ellos se localizó, entre la mercancía legal, un total de 244 tabletas que arrojaron un peso bruto aproximado de 300 kilogramos de cocaína. El otro contenedor dio negativo en el hallazgo de sustancias estupefacientes entre la carga declarada.

Dos días más tarde, el contenedor en el que se ocultaba la droga salió del puerto algecireño transportado en un camión que tenía como destino el aparcamiento de un polígono industrial de Jerez de la Frontera, donde se mantuvo estacionado durante toda la noche. A primera hora de la mañana del día siguiente, el dispositivo operativo establecido en la zona comenzó a observar movimientos extraños de un vehículo que se encontraba en clara actitud de control de los movimientos del camión. Seguidamente, apareci´oen el lugar otro vehículo con tres personas, quienes interactuaron con el camionero.

Tras la conversación entre los cuatro individuos, el camionero introdujo la carga del camión en una nave que se encontraba a escasos metros. En ese momento, los agentes actuantes pudieron comprobar que la nave se encontraba en obras, no teniendo maquinaria frigorífica en su interior para mantener la cadena de frío del cargamento de plátanos que se encontraba en el contenedor, motivo que hizo pensar que se materializaría la descarga de manera fraudulenta, con el fin de recoger la sustancia estupefaciente oculta entre la mercancía.

La actuación conjunta entre la Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera permitió sorprender en el interior de la nave a los miembros de la organización criminal cuando descargaban la droga oculta entre las cajas de plátanos. Como consecuencia de ello, se procedió a la detención de las cuatro personas que se encontraban en la nave. Paralelamente a las cuatro detenciones anteriores, los agentes volvieron a detectar el vehículo que controlaba al camión desde primera hora de la mañana, advirtiendo que era conducido por un integrante de la organización, quien, al observar la presencia policial, aceleró con la intención de marcharse de la zona, siendo interceptado y detenido.

Las detenciones finalizaron con el arresto de otras dos personas. Por un lado, fue detenido el conductor del camión que hizo el trayecto inicial desde el Puerto de Algeciras hasta el polígono industrial de Jerez de la Frontera, mientras que por otro lado se detuvo a la copropietaria de las empresas importadoras de los dos envíos de sustancia estupefaciente.

El modus operandi de esta organización criminal consistía en la introducción de la sustancia estupefaciente en la península escondiéndola entre la mercancía legal. Este sistema es conocido como “de empresa a empresa”, y destaca por la dificultad que supone para las unidades investigadoras su detección, ya que las empresas elegidas cuentan con un elevado movimiento comercial marítimo legal y un histórico comercial en principio fuera de cualquier sospecha por las autoridades policiales.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias con rigor
JORNADAS AGENDA URBANA
publicidad