Guardias Civiles pertenecientes a la Compañía Fiscal del Puerto de Algeciras detuvieron en la madrugada de este viernes a dos personas como presuntos autores de un delito contra la salud pública, en su modalidad de tráfico de drogas.

Los guardias civiles del control de cabotaje, que realizaban sus labores de resguardo fiscal sobre los vehículos procedentes de Ceuta, identificaron a los dos ocupantes de un turismo e inspeccionaron su interior detectando que el salpicadero había sido manipulado y que el equipo de sonido del mismo se desmontaba con facilidad.

Al retirar el radiocasete descubrieron un hueco practicado en el salpicadero utilizado para ocultar drogas, conteniendo veintiocho envoltorios de resina de hachís que arrojaron un peso total de más de veinticuatro kilogramos.

Se da la circunstancia de que el conductor, un joven natural de Ceuta, ya había sido detenido por la Guardia Civil del Puerto de Algeciras en el año 2017 por un delito similar, cuando fue sorprendido en el salón de viajeros con más de un kilogramo de resina de hachís adosado al cuerpo.

Por estos hechos, conductor y acompañante, una pareja de 22  y 20 años, ambos de nacionalidad española, han sido detenidos y se instruyen diligencias policiales que serán puestas a disposición de la autoridad judicial.