Juristas Gitanos, a por grabaciones de calabozos de la Comisaría de Algeciras

La asociación recurre el archivo de la causa por la muerte de Daniel Jiménez el pasado día 1

Daniel Jiménez / Foto: AAM

La asociación Juristas Gitanos, que representa a la acusación particular en la denuncia por la muerte de Daniel Jiménez en la Comisaría de la Policía Nacional en Algeciras el pasado 1 de junio, ha recurrido el archivo de la causa y ha solicitado las grabaciones de los calabozos de la noche de su muerte.

Así lo ha explicó el director de Juristas Gitanos, Emilio Israel Cortés, que ha acompañado a los abogados Manuel Reyes y Luis Mendoza, acusación particular y popular en este caso, al Palacio de Justicia de Algeciras para efectuar estos trámites.

Daniel Jiménez falleció la madrugada del 1 de junio en los calabozos de la Comisaría de Algeciras, si bien la jueza que instruye el caso denegó todas las diligencias de investigación solicitadas y admitió la versión policial, que señalaba un suicidio.

Para los abogados de la defensa es fundamental que no se destruyan las grabaciones de esa noche, algo que se produce a los treinta días si no se solicita lo contrario, puesto que consideran que se trata de “la prueba más importante de este procedimiento”.

La asociación ha informado a la jueza, a la Comisaría y a la Delegación del Gobierno de este proceso para evitar que se destruyan las grabaciones. Cortés denuncia una serie de “anomalías” en el caso que repercuten de forma negativa en el esclarecimiento de los hechos y que han desatado una “rumorología” en torno al mismo.

Entre dichas anomalías destacan que el cuerpo de Daniel no se puso a disposición de la familia hasta cinco días después de su muerte, o que una vez presentada la demanda por parte de la acusación particular no se haya tenido acceso a los autos, el atestado policial ni el informe preliminar del forense.

Para Cortés, se trata de “una situación de indefensión absoluta que vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva”. Además del recurso presentado y de la solicitud de las grabaciones, Juristas Gitanos está contactando con médicos forenses para solicitar un segundo informe independiente.

La familia de la víctima inició hace dos semanas una campaña en redes sociales en la que reclamaba justicia para el fallecido. En un vídeo difundido en Facebook el pasado viernes 12 de junio, la hermana de Daniel Jiménez afirmó que no cree la versión policial y pidió “que se haga Justicia”.

Nuevo comunicado

La Asociación de Juristas Gitanos, que representa a la acusación particular en el caso de la muerte de Daniel Jiménez en la comisaría de la Policía Nacional en Algeciras, ha comunicado expresamente a esta comisaría su obligación de conservar las grabaciones de los calabozos de la madrugada del pasado 1 de junio en tanto existe un procedimiento en curso y ante el riesgo de perder la prueba videográfica una vez cumplido el plazo legal de 30 días para su borrado. Esta solicitud de preservar las imágenes se ha puesto también en conocimiento de la delegación del Gobierno en Andalucía. Así lo ha indicado el director de Juristas Gitanos, Emilio Israel Cortés, que acudió este jueves al Palacio de Justicia de Algeciras junto a los abogados Manuel Reyes y Luis Mendoza, que representan a la acusación particular y popular respectivamente.

En este sentido, la asociación continúa a la espera de que la jueza que instruye el caso de Daniel Jiménez se pronuncie y acepte las diligencias de investigación solicitadas, entre ellas, la toma de declaración de los policías encargados de custodiar al joven fallecido y, la más importante, las grabaciones de los calabozos al momento de la muerte. Cabe recordar que la magistrada denegó la práctica de todas las diligencias solicitadas en su momento por la acusación particular y su resolución ha sido recurrida en reforma.

Cortés ha explicado ante los medios de comunicación que las anomalías en torno a este caso son numerosas, ya que el cuerpo de Daniel no fue entregado a la familia hasta cinco días después del fallecimiento, y al denegarse la práctica de diligencias, “no sólo se ha impedido el esclarecimiento de los hechos, sino que se ha generado una enorme indefensión, vulnerándose incluso la tutela judicial efectiva de los afectados. A estas alturas, aún no se ha dado trámite a la personación del letrado de la familia en la causa, por lo que no se le ha permitido acceder a las fotografías ni al informe preliminar de la autopsia”.

Por otra parte, con el propósito de conocer la verdad, los abogados, que forman parte de Juristas Gitanos, solicitarán un informe forense contradictorio. Sin embargo, con cada día que pasa, la práctica de una nueva autopsia o de cualquier otra diligencia de prueba se vuelve cada vez más difícil de realizar y menos eficaz para esclarecer lo sucedido en la comisaría de Algeciras la madrugada del pasado 1 de junio.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 − 3 =

Ir arriba