La Policía Local de Algeciras detiene a un conductor a 138 km/h en el Cortijo Real

Los hechos se produjeron el pasado miércoles cuando una patrulla vigilaba

Imagen del coche interceptado / Foto: AAM

Agentes de la Policía Local de Algeciras han detenido al conductor de un turismo que fue sorprendido cuando circulaba a 138 kilómetros por hora por el interior del polígono industrial Cortijo Real, según ha informado el teniente de alcalde delegado de Seguridad Ciudadana, Jacinto Muñoz Madrid.

Los hechos se produjeron el pasado miércoles cuando a las 16:03 horas una patrulla del Cuerpo realizaba labores de medición y control de velocidad en vehículos en la Avenida de Algeciras, con el vehículo cedido para tal efecto por la Dirección General de Tráfico.

En ese momento, un turismo Seat León pasó por su lado a gran velocidad, arrojando una medición de 138 kilómetros por hora, cuando la lmitación de esa vía está fijada en cincuenta kilómetros por hora.

Tras comprobar los datos se procedió a interceptar el vehículo e identificar a su conductor, que fue trasladado a dependencias policiales en calidad de detenido, ya que tras aplicar los márgenes de error establecidos por ley se fijó en 131 kilómetros por hora la medición final.

Es por ello que como presunto autor de un delito contra la seguridad vial fue puesto, junto a las diligencias instruidas, a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de los de Algeciras, donde tras un juicio rápido ha sido condenado a ocho meses de retirada del permiso de conducir, y cuatro meses de multa.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

1 comentario en “La Policía Local de Algeciras detiene a un conductor a 138 km/h en el Cortijo Real”

  1. Ya que van al cortijo real que bajen por la cañada de los tomates y pongan un poco de orden en el caos que hay en una calle tan peligrosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × cinco =

Ir arriba